Cree en ti. Cree en la ciencia

SHARE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¡Feliz #DíaAdaLovelace!

Si echamos un vistazo a nuestro pasado, nos damos cuenta de la cantidad de avances que han tenido lugar en varios campos de investigación que nos han llevado a vivir nuestras vidas tal y como las conocemos ahora. Sin embargo, aún nos falta abarcar un punto muy importante en ciencia y tecnología: el trabajo científico de muchas mujeres aún no ha sido reconocido a lo largo de la historia. Para que nuestra sociedad sea más consciente acerca del rol de las mujeres en ciencia, la comunidad científica escogió celebrar cada secungo martes de octubre el día de Ada Lovelace: un día internacional para celebrar el rol de la Mujer en Ciencia y Tecnología. Eso sí, ¿quién fue Ada Lovelace y por qué se convirtió en un símbolo para las mujeres en ciencia?

Figura 1. Ada Lovelace. Fuente: Wikipedia.

Condesa de Lovelace e hija legítima del escritor Lord Byron, Ada Lovelace fue la primera científica que comprendió el potencial que podría llegar a tener una «máquina computacional». De este modo, se convirtió en la primera programadora de la historia. Su madre fue la persona que instruyó a Ada durante su infancia, educación basada en pensamiento crítico, ciencia y matemáticas, lo que hizo que Ada se fascinara desde bien pequeña por los mecanismos matemáticos, diseños de diferentes tipos de máquinas e incluso se llegara a involucrar en la Revolución Industrial Británica.

En 1833, Ada Lovelace ayudó a desarrollar un aparato llamado The Analytical Engine con Charles Babbage – conocido también como «el padre de los ordenadores». Podríamos decir que éste fue el comienzo de un período crucial en la ciencia: ¡este mecanismo sería el predecesor de los ordenadores modernos! Teniendo en cuenta este avance tecnológico y el impacto que ha tenido a lo largo de la historia, ahora es más sencillo comprender por qué el rol de Ada Lovelace en los campos de ciencia y tecnología es tan importante. En 1842, ella expandió estas ideas al uso de máquinas a través de la manipulación de símbolos, traduciendo el artículo de Luigi Menabrea sobre el motor y añadiendo una serie de notas elaboradas (libreto conocido como Notes). En concreto, Notes es un set de instrucciones elaboradas y completas que se consideran por muchos expertos el primer programa computacional, esto es, un algoritmo escrito para que una máquina lo utilice y pueda llevar a cabo una tarea en concreto. Actualmente, debido a su trabajo y a la investigación en esta materia, muchas veces se la conoce como «la primera programadora computacional». A su vez, Ada fue una inspiración para Alan Turing durante su trabajo en el primer diseño de un ordenador sobre los años 40.

Ada murió a los 36 años de edad. Como hemos podido ver, ella fue y aún es una inspiración para mucha gente, especialmente para aquellas mujeres que quieren desarrollar su carrera profesional en ciencia. A su vez, su legado nos enseña la importancia de entender por qué necesitamos creer en nosotros y creer en nuestra investigación. A pesar de que nuestra sociedad se ha ido conscienciado del rol de la mujer en ciencia, aún queda mucho trabajo por hacer para que todas y cada una de las mujeres científicas reciban el reconocimiento que se merecen en este mundo. Iniciativas tales como #DíaAdaLovelace son de ayuda aunque, eso sí, nosotras, como mujeres, somos las que tenemos que empezar a reconocer que podemos conseguir lo que nos propongamos. Demos gracias a aquéllas que vinieron antes que nosotras, reconozcamos su trabajo y sigamos luchando por nuestro futuro y por el futuro de las mujeres en ciencia. Nunca debemos olvidarnos de nuestra labor para mejorar el sistema que ha llevado a aumentar las oportunidades para mujeres en ciencia no solamente hoy, sino para el futuro.


Por Margarita Segovia Roldán, @marga_segovia.

Más información:

  1. Días del Año – Día de Ada Lovelace (fuente en Inglés).
  2. Biografía de Ada Lovelace – Wikipedia.

SHARE

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin