Y a ti, ¿qué te emociona?

SHARE

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Un montón de hojas secas, la lluvia, un charco, tocar la arcilla con las manos, ver el arcoiris o que el cierzo sople tan fuerte que parezca que voy a salir volando. Las máquinas, los robots y las herramientas, empezando por la aguja y lo que se puede conseguir con ella si tienes hilo y aprendes a manejarla. Pero sobre todo las personas, a mí me emocionan las personas. A ti ¿qué te emociona?

© Beatriz Entralgo. Todos los derechos reservados.

Empecé a contar historias sobre científicas porque yo en la vida real he conocido a muchísimas más mujeres científicas que a mujeres princesas. Sin embargo, me daba la sensación de que en las películas, en los dibujos animados, en las tiendas de juguetes e incluso en los libros de texto o las noticias, la proporción se parecía a la de los cuentos y había muchas más princesas que mujeres científicas. Empecé a contar científicas porque descubrí quién era Virginia Apgar casi 20 años después de haber estudiado Medicina…

Mi manera de contar historias es muy básica. Leo todo lo que puedo sobre la persona de la que quiero hablar, aprendo muchos detalles sobre ella y, cuando llega el momento de contar su historia solo doy 2 ó 3. ¿Por qué? Son esos detalles los que más me han impactado y lo que pretendo no es trasmitir solo la información. Lo que quiero transmitir es emoción y mostrar las fuentes de información que considero fiables para que cuando las personas tengan que ir solas a por agua sepan dónde está la fuente.

© Beatriz Entralgo. Todos los derechos reservados.

De todas las clases de anatomía, recuerdo una como si estuviese allí todavía, sentada en el aula en una de las últimas filas. Era el profesor del grupo B, porque el del grupo A se había puesto enfermo. No nos había dado clase nunca. Estábamos acostumbradas a clases magistrales con muchísimas palabras y algunos dibujos de tiza en la pizarra (dibujos muy buenos, que todo hay que decirlo). El profesor suplente no hizo ningún dibujo y con pocas palabras nos explicó los huesos del cráneo. Para hacerlo aprovechó que era calvo. Cierro los ojos y todavía hoy le puedo ver de espaldas señalando su cabeza y hablando del hueso occipital.

© Beatriz Entralgo. Todos los derechos reservados.

Y entonces, ¿por qué estoy escribiendo este post aquí y ahora? Es posible que si me lees tengas en tus manos una investigación interesante y necesites transmitirla a otras personas que no saben nada del tema que tú dominas. Personas adultas o un grupo de niños y niñas o una clase de adolescentes o un grupo variopinto… puede que incluso no tengas muy claro a quién te vas a encontrar cuando tengas que contar tu historia. Te contaré lo que hago yo cuando estoy en una situación parecida, por si puede servir de ayuda. Antes de empezar a hablar, me tomo un momento para mirar, para observar, para respirar y después recuerdo todo lo que me emociona de lo que voy a contarles. Pienso en el hueso occipital. Y aprovecho todos mis recursos para contar lo que iba a contar, con palabras sencillas. Con esta idea nació Cuentacientíficas [1] para dar a conocer la iniciativa 11F [2] y alcanzar el objetivo de desarrollo sostenible número 5 [3]: lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y las niñas. La ilustradora Beatriz Entralgo y yo planteamos en sus inicios actividades dirigidas a todos los públicos, reorientándolas posteriormente a público familiar.

Durante la situación de confinamiento por COVID-19, nuestro trabajo ha sido a distancia. Hemos preparado vídeos cortos en los que contamos científicas y hacemos una manualidad. Dejamos aquí algunos enlaces a modo de ejemplo. ¿Te animas a contar científicas?

* * *

Por Águeda Giráldez (@agdagira), co-fundadora de Cuentacientíficas.

Más información:

  1. Cuentacientíficas.
  2. Iniciativa 11F.
  3. Objetivos de desarrollo sostenible.
  4. Ficheros PDF con las actividades llevadas a cabo durante la iniciativa del 11F.

Materiales y actividades desarrollados por Cuentacientíficas que pueden ser de tu interés:

  1. Dale la vuelta a los clásicos. Escucha el cuento de «La científica y el guisante» – Colorea las ilustraciones.
  2. Te presentamos a Doña Angelita. Ángela Ruiz Robles, inventora de la enciclopedia mecánica, precursora del libro digital – Crea un Minilibro cuentacientíficas.
  3. ¿Te han hablado de la Operación Balmis? ¿Y de la primera enfermera en una misión internacional? – Construye un marcapáginas de Isabel Zendal.
  4. Construye un móvil cuentacientíficas y llénalo de tus científicas favoritas.
  5. A volar con Ada Lovelace. De niña, la primera programadora quería construir un caballo mecánico de vapor con alas para volar – Construye tu caballo con alas reciclando rollos de cartón.
  6. Pliega un sobre de origami y llénalo de fichas para contar científicas. Cuenta con Maria Andresa Casamayor, sueña con Ada Lovelace, descubre con Marie Curie y aprende con Alice Gray.

COMPARTIR

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin