HYPERLOOP UPV, DESARROLLANDO EL FUTURO DEL TRANSPORTE

Javier Arroyo

En este último medio siglo, el ser humano ha experimentado cambios trascendentales gracias a su intelecto. En los campos de la tecnología se han alcanzado hitos inimaginables, superando incluso las historias más inverosímiles de la ciencia ficción. La manera en la que entendemos el mundo ha cambiado, nos hemos convertido en seres mucho más avanzados e interconectados. Pero no en todos los aspectos.

Sin ir más lejos, el mundo del transporte se ha mantenido inamovible mientras veía pasar al resto de campos por la ventanilla. Hoy en día, los modos de transporte son los mismos que los de hace cincuenta años basados en la misma tecnología. Bajo esta tesitura, y viendo la imperante necesidad de cambios, nace Hyperloop, conocido como el quinto medio de transporte.

Hyperloop es un medio de transporte basado en vagones, de tamaño similar al de los trenes actuales, que circulan dentro de tubos en los cuales se extrae previamente el aire. De esta manera, el vagón de Hyperloop no solo es capaz de operar en condiciones de muy baja presión, sino que además lo hace mientras levita. Así, configurando imanes permanentes con electroimanes y aprovechando las propiedades ferromagnéticas del tubo, el vagón es capaz de levitar mientras avanza. De esta manera, se genera una atmósfera que envuelve al vagón, en la cual no existe ningún tipo de oposición al movimiento, no hay fricción ni con el suelo ni con el aire. Mover vagones de pasajeros y de mercancías en estas condiciones, permite alcanzar velocidades de hasta 1200 km/h. A partir de esta velocidad, la barrera del sonido genera inestabilidades demasiado grandes como para tener un entorno controlado sobre el vagón. Por lo tanto, de momento éste es el límite de velocidad de Hyperloop. Ahora bien, la pregunta es, ¿No es cierto que tenemos ya todas esas necesidades cubiertas con los viajes en avión?

Imaginad poder viajar a la velocidad de un avión, con la facilidad y con la presteza de los viajes en tren. Hyperloop une las cualidades más importantes de ambos medios de transporte. Con Hyperloop, Europa podría conectarse en una red de metro comparable a la de las ciudades más desarrolladas del mundo actual. Unir capitales europeas en menos de una hora y hacerlo con la tranquilidad con la que se gestiona un viaje en tren es posible con Hyperloop.

Figura 1. Propuesta teórica de la red de metro Hyperloop

Hablamos de un sistema capaz de todo esto y que, además, utilice en un 100% de energías renovables durante su funcionamiento. Un sistema que va acorde con los cambios que el mundo necesita, en línea con los retos de sostenibilidad futuros y comprometido con la huella medioambiental generada. Hyperloop une todas estas cualidades en un mismo medio de transporte. Y es aquí donde entra Hyperloop UPV, un equipo formado por 35 estudiantes de la Universidad Politécnica de Valencia con el objetivo de desarrollar prototipos funcionales de Hyperloop.

Hyperloop UPV lleva participando en la ‘Hyperloop Pod Competition’ desde hace tres años, cuando se celebró la primera de las ediciones. El objetivo de estas competiciones es poner a prueba tecnología Hyperloop con una serie de prototipos (en los que ha de caber un pasajero) completamente funcionales en la pista oficial Hyperloop de SpaceX, en California, empresa organizadora de la competición. Las universidades más prestigiosas del mundo compiten, pero únicamente las 20 mejores de entre 600 de todo el mundo llegan a SpaceX para probar los prototipos a la máxima velocidad. Hyperloop UPV ha ganado premios internacionales muy prestigiosos como único representante español en la competición. Entre éstos se incluyen el premio al mejor diseño conceptual y el premio a la excelencia técnica al mejor subsistema de propulsión/compresión.

 

Figura 2. El equipo Hyperloop UPV junto al ‘Atlantic II’ en la sede de SpaceX

El primer prototipo de Hyperloop UPV, ‘Atlantic II’, contiene más de 150 imanes de neodimio, metal magnético más potente actualmente, posicionados de forma específica para que, a ciertas velocidades y aprovechando el aluminio que hay en la pista, se genere un campo magnético de repulsión y, por lo tanto, permita que el prototipo levite. El ‘Atlantic II’ alcanza velocidades superiores a los 250 km/h

En julio de 2018, Hyperloop UPV volvió a competir en la ‘Hyperloop Pod Competition III’, en la que presentó al nuevo prototipo: ‘Valentia’. Este prototipo es cuatro veces más potente que el anterior, capaz de alcanzar velocidades mucho mayores, iterando en las mejores soluciones en cuanto a tecnología Hyperloop. Con ‘Valentia’, con el prototipo con el que Hyperloop UPV volvió a colarse entre los diez mejores equipos universitarios del mundo, en la cima de la tecnología mundial.

Figura 3. ‘Valentia’, segundo prototipo de Hyperloop UPV

Cada día que pasa, la tecnología Hyperloop es más conocida en nuestra sociedad por lo que pronto se espera dar un nuevo paso en la implementación de Hyperloop en la sociedad actual.  En pocos años, Hyperloop revolucionará nuestra forma de movernos de manera similar a como lo ha hecho internet con nuestra forma de comunicarnos.

 

Por Javier Arroyo, miembro de Hyperloop UPV

Más información en su perfiles de  Facebook e Instagram y canal de Youtube

Etiquetas: