Científicos españoles ante el reto de las nuevas relaciones entre España y el Reino Unido

  • La organización sin ánimo de lucro cuenta con más de 600 investigadores que desarrollan su carrea científica en reconocidas universidades y empresas del Reino Unido
  • A la celebración han asistido alrededor de 150 investigadores y se han presentado cerca de 40 trabajos científicos. Además, ha tenido lugar la asamblea anual donde se ha elegido a la nueva directiva dirigida por María Jiménez que ha tomado posesión del cargo de presidenta
  • En el encuentro los científicos han debatido las ventajas e inconvenientes que van a encontrar en sus carreras profesionales en el ámbito internacional y cómo es el estado actual de la Ciencia Española en el Reino Unido tras el Brexit

Londres, 10 de julio de 2016. La Sociedad de Científicos Españoles en Reino Unido, SRUK/CERU (Spanish Researchers in the United Kingdom/ Científicos Españoles en Reino Unido) han celebrado durante este fin de semana su IV Simposio Internacional para presentar las nuevas contribuciones de sus miembros a la ciencia y tecnología en unas jornadas interdisciplinares que han tenido lugar en Londres, en la University College of London. Además, también han aprovechado para debatir sobre el estado actual de la ciencia española en el Reino Unido tras el Brexit y en el contexto actual internacional.

Durante las jornadas se han realizado varias presentaciones en materias tan variadas como neurociencia, biomedicina, cambio climático, ingeniería informática o nano-ingeniería, entre otras. También, se ha debatido sobre la posición de los científicos españoles ante el reto de las relaciones del Reino Unido y España. La secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, ha participado en el simposio con una conferencia sobre la situación de la ciencia en España, la Agencia Estatal de Investigación y el impulso que se está dando a la diplomacia científica española. Vela ha destacado el papel de las asociaciones de científicos españoles en el extranjero, “CERU fue la primera asociación que se constituyó, en 2012, y es muy dinámica y valiosa. El esfuerzo que están haciendo para fortalecer el vínculo de los investigadores en Reino Unido con España es encomiable, y su trabajo en favor de la ciencia española es muy de agradecer”.

Por otra parte, Alfonso Martínez, catedrático de biología del desarrollo en el Departamento de Genética de la Universidad de Cambridge ha explicado las ventajas y los inconvenientes laborales y personales que tienen los científicos españoles que trabajan en el Reino Unido. Martínez ha destacado: “el futuro está en nuestro cerebro y en nuestras manos para cambiar las fronteras que en la actualidad aún existen. Tenemos la oportunidad de cambiar el sistema de I+D+i,

no todo es publicar, es hacer Ciencia”.

Martínez además ha señalado que tras el Brexit, debemos ser conscientes de esta situación, pero estamos en una posición privilegiada frente a los británicos. “Son ellos, sobre todo sus jóvenes, los que han perdido la oportunidad de enriquecerse viviendo y trabajando en otros 27 países”. A su juicio, CERU va a desempeñar un papel importante y va a crecer más fuerte en esta situación. Stephen Curry, catedrático de biología estructural del Imperial College ha lamentado el triunfo del Brexit pese al apoyo por la permanencia de la comunidad científica británica. “El Reino Unido se enfrenta al riesgo de perder el talento científico europeo”. Y concluye que aunque no es posible conocer las consecuencias del Brexit, este no tiene que significar un Exit.

En la mesa redonda que también ha tenido lugar, se ha hablado sobre la situación de la ciencia española y británica. Vela, Martínez y Curry han sugerido mejoras para afianzar las relaciones entre ambos países. Martínez ha concluido que “miremos al futuro, no nos estanquemos en el presente y que los científicos españoles miren hacia adelante para encontrar su camino”. Vela ha ensalzado que “los científicos españoles en Reino Unido están comprometidos con la Ciencia” y ha afirmado que “entre todos podremos tener un sistema español de I+D+i sólido y poder crear un Pacto por la Ciencia”. Curry ha recalcado “nadie se esperaba una salida del Reino Unido y que en ningún momento debemos dar un paso hacia atrás sino luchar”.

En la asamblea anual, el presidente de CERU, Eduardo Oliver, ha destacado todos los logros que se han conseguido en el último año dentro de CERU. Comentó que en el último año se han organizado más de cincuenta jornadas en todo el Reino Unido de divulgación científica, seminarios y talleres profesionales con el fin de acercar la ciencia al ciudadano y formar a los científicos. “El número de miembros de la asociación ha aumentado hasta más de 600 personas, 200 socios más en el último año, lo que consolida la trayectoria de la CERU” ha añadido. En palabras de Oliver: “El simposio nos ha permitido conocer mejor las investigaciones de nuestros socios, el funcionamiento del Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación de la mano de la Secretaria de Estado y debatir sobre las mejores estrategias para promover las relaciones internacionales entre ambos países poniendo la vista en el futuro con especial interés en el posible escenario que dejará el Brexit”.

En el marco de este encuentro internacional, CERU ha renovado sus cargos directivos quienes han tomado posesión este domingo y está formada por: María Jiménez Sánchez (Presidenta), Estrella Luna (Vice-Presidenta), Rocío Gaudioso (Secretaria), Javier Escudero (Director de Apoyo), Francesc Coll (Tesorero), Nerea Irigoyen (Directora de Colaboraciones Internacionales), Emma Martínez (Directora de Política Científica), Judit García (Directora de Online), Susana de Lucas (Directora de Prensa), Sandra Pérez (Directora de Londres), Anna Villalta (Directora interina de Cambridge), Nerea Alonso (Directora interina de Escocia), Pablo Muñoz (Director de Oxford), Javier Iglesias (Director interino de Yorkshire), Irene de Lázaro (Directora del Noroeste).

Para finalizar, la presidenta entrante de CERU, María Jiménez, ha agradecido que haya sido seleccionada como presidenta y ha concluido que este simposio se celebra en un momento clave en las relaciones científicas entre Reino Unido y España. “Sin duda, esta jornada nos ha ayudado a reflexionar sobre cómo, en los próximos meses, CERU debe afrontar esta nueva situación y el reto de servir de puente para acercar la ciencia y los científicos de ambos países”,

h

Etiquetas: